BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 1 de mayo de 2010

Reconstruyendo.

Hola chicas! Posteando desde Miramichi Canada...Sigo viva!! Por cierto, Tara, TE EXTRAÑO! :) Comenten mucho! Que hice la entrada mas larga para compensarlas ;)
Las quiere,
Isa :)

PD
Tara, no me mates por esta entrada...Queria más accion :D Espero que lo entiendas.

----------------------------------------------

-Calmate, Mel...Respira. Estoy contigo.
- No puedo...-dije- Es mi amiga, debo estar con ella en este momento! y simplemente no puedo POR CULPA DE SU NOVIO IDIOTA!! Y AHORA KAM ME ODIA, Y TAMBIEN ES SU CULPA....Y NO SE POR QUÉ, PERO LO AYUDÉ, APESAR DE QUE NUNCA FUE AMABLE CONMIGO, Y QUÉ GANO?! QUE MI MEJOR AMIGA ME ODIE!! -la tristeza se iba transformando en ira, enorme ira. Odio. Queria irme ya mismo en avion a Grecia, y acabar con Ethan.

Lucas secó mis lagrimas, y me abrazo. Me dio un beso en la frente, y se quedo ahi, escuchando como yo maldecia a Ethan, y como me quejaba. Cerré mis ojos con fuerza. Esta había sido la peor semana en un tiempo, y apenas era jueves.

- Ire por agua. -me informo Lucas, luego me alejo un poco, y me sentó en la cama. Me quede respirando lentamente, tratando de calmarme. Lucas se paró, y sentí unos pasos. Me gire y vi a Rob. Me sonrió torpemente.

- Hola. -saludo Rob.

Lucas salió de la habitación, y Rob se sentó a mi lado. No dije nada, y seguí con mis intentos fallidos por calmarme. Rob me miró, y pude ver todo lo que luchaba contra si mismo. Estaba furioso.

- No tienes hambre? -preguntó.
- No, apenas son las 5. -le dije.
- Yo sí tengo hambre. Iré a prepararme algo..seguro no quieres nada?
- Segura.
- Bien, entonces te dejo, pero antes...-respiró profundamente- Si necesitas algo, no dudes en decirmelo...Espero que te sientas mejor. Ah, Mel, por favor no llores más! -lo ultimo lo dijo frustrado. Lo miré tratando de calmarme. Rob estaba tenso, luchando consigo mismo..internamente.

Pasó su mano por detras de mi cabello, me acercó a él, y me besó con fuerza en la frente. Después, no dijo nada, y salió de mi habitación.

Me sequé nuevamente las lagrimas. Decidí no llorar más. Me dejé caer en la cama, y me tapé con las cobijas. Agradecí que mi papá tuviera que ir a esa comida en Boston, porque así llegaría el Domingo, y no tenía que verme así todo este tiempo.

Suspire cuando Lucas llegó con el agua. Se había tardado un poco más de lo deseado.

- Te sientes mejor? -preguntó mientras se sentaba a mi lado y me pasaba su brazo por el cuello. Puso el agua en el velador.

- Pues...-respondí recostandome sobre el firme y tibio pecho de mi novio.- al menos ya no estoy llorando...-Lucas me apretó mas fuerte.

Le sonreí y me pasó el agua. La bebí en silencio. Cuando terminé, me paré y la puse en el velador. Lucas me miraba pensativo.

- Creo que me daré una ducha. -dije.
- Como prefieras. -me sonrió dulcemente.
- Sí, eso haré. -dije sin escucharlo.

Me metí al baño, puse el agua helada. Me bañé lentamente. Al terminar, envolví mi cuerpo en una toalla, y usé otra para mi cabello. Salí del baño.

Lucas estaba leyendo un libro en mi cama. Me miró y cerró el libro, lo puso en el velador, y me hiso un gesto para que me acercara. Cuando lo hice, me cogió suabemente de las mejillas con sus dos manos, y me acercó a él.

- No te quiero ver llorando más. -susurró dulcemente antes de plantarme un beso. Sonrió entre el beso y se alejó.- Te quiero...no solo por como eres, sino por como soy yo cuando estoy contigo.

- De que telenovela tan horrible sacaste eso? -pregunté riendo.
- No sé...-rió- Pero tiene su parte de verdad.
- Eso espero.

Besó mi frente, y me soltó.

No dije nada, y me metí en mi vestier. Antes de poder ponerme mi ropa, sentí unos golpes en la puerta. Sin pensarlo, abrí inmediatamente.

Los ojos de mi novio se abrieron como platos, y se desviaron a mi cuerpo.

- Emm...-tartamudeó- Puedes ponerte una toalla?! No puedo controlarme si haces eso.

Me di cuenta que estaba en ropa interior. Me reí al ver a Lucas.
- Te gusta? -pregunté tentandolo.
- Tapate. -pidió nuevamente.- Mi autocontrol no es tan grande.
- Que tiene de malo? -seguí tentandolo, acariciando su mejilla.
- No quiero hacer esto, no hoy. -dijo cerrando los ojos.
- Por que no? -pregunté en su oido.
- N...-parecia pensarlo- No sería lo correcto.
- Y?
- Solo tapate! -dijo frustrado.

Obedecí, riendo. Me envolví en una toalla.
- Ya puedes abrir los ojos. -me burlé.
- No es justo. -dijo, abriendolos. Reí.
- Tu te lo buscaste...Que querías?
- Hoy debo trabajar...-dijo dudandolo un poco-...Me preguntaba si querias acompañarme...Porque debo estar allá a las 6:15...y vamos pasando de las 5:30, así que debo estar por irme...
- Hasta que hora es? -pregunté.
- Hoy hasta las 9:30. ¿Sí vas?
- Quieres que vaya? -pregunté.
- Claro que sí.
- Entonces iré.
- Está bien...Vistete. -reí- Y no te demores.

Cerré la puerta y rapidamente me puse una camisa basica blanca, unos shorts de jean y mis converse grises. Un poco de maquillaje, y estuve lista. Salí de la habitación, Lucas cerró el libro inmediatamente.

- Vamos. -dijo, tomandome de la mano. Le sonreí y besé su mejilla.
- Sabes que te amo? -pregunté.
- Sí, lo sé. Pero yo te amo más.
- Eso no es cierto.
- Tu no lo sabes.
- Tu tampoco!
- Bueno! Se aman por igual! Ahora callense! -rió mi hermano, saliendo de la cocina, con un emparedado y una bolsa de "gummy bears" en la mano. Reimos con él.- A dónde van?
- Acompañaré a Lucas a su trabajo...-informé.
- Con el consentimiento de...? -preguntó mi hermano, haciendose el importante porque estaba "a cargo" .
- Tuyo. No es asi? -dije sonriendo.
- Está bien. Pero te quiero aqui antes de las diez. -miró a Lucas- Más te vale traerla de vuelta. Sana y salva.
- Sí señor. -dijo Lucas haciendo un gesto militar.
- Y la cuidas.
- Ya papá! -bromée- No va a pasar nada.

Le dí un beso en la mejilla, y él besó mi frente. Arrastré a Lucas a la puerta.
- Vamos.

Caminamos hasta su carro. Me abrió la puerta de copiloto, y la cerró cuando entré. Contemplé su sensualidad mientras daba la vuelta para entrar.

- Qué tengo? -preguntó mientras terminaba de abrochar su cinturón de seguridad. Le sonreí y acaricié su mejilla.

- Eres perfecto. -dije, robandole una sonrisa. Lo acerqué a mi, y lo besé.



Una vez en el bar, una de las camareras me sentó en una mesa, y Lucas entró al camerino. La camarera me trajo una hamburguesa y un jugo de fresa.

- Espero que esto te guste. -me dijo.
- Muchas gracias! -dije, dandome cuenta de lo hambrienta que estaba.

Lucas salió al escenario, saludó a todas sus fans, cosa que me hiso poner celosa...Y empezó a cantar canciones que no reconocí. Me comí la mitad de mi hamburguesa. Eran enormes. Cuando no quise más, empecé a comer papas fritas, que eran un montón. Advertí que Lucas no me quitaba ni un ojo de encima, en ningun momento. A pesar de estar un poco celosa, traté de disimularlo.

Me encantaba la voz de Lucas. Era perfecta...¿Había algo en él que no fuera perfecto?

- Lo amas, ¿no es así? -La camarera de la otra noche me sacó de mis pensamientos.
- Oh...¿Acaso su voz no es perfecta? -le pregunté.
- tiene una muy buena voz. -sonrió sentandose a mi lado. - Me alegra que hayan vuelto. Te ama.
- Y yo a él.
- En serio...Lucas es la persona más profunda que conosco. Eres...su vida.

Sonreí cuando dijo eso. Y me di cuenta que él solo me quería a mi. Y me sentí amada. Fue el mejor momento de mi vida. Quise levantarme de la mesa, correr hacia él y abrazarlo. Jamás soltarlo.

- Bueno, debo volver a la cocina. -dijo- Nos vemos después, Melanie.
- Hasta luego, Brettany.

Minutos después, Lucas estaba viniendo hacia mi. Me sonreía, y debo admitir que con las luces del bar se veía mas sensual todavía.

Estaba a cinco metros de la mesa, cuando una de sus fans se acercó a él. Me puse furiosa al notar que la chica no era para nada fea. Era rubia, con los ojos verdes, alta, y con un cuerpo de supermodelo.

Se acercó a Lucas diciendo cosas que no pude escuchar. Me puse furiosa cuando la chica se acercó más, y puso su mano en el pecho de mi novio. Estaba coquetando con él. Y EN MIS NARICES.

Lucas quitó su mano de su pecho, y le dijo algo. La chica dio un paso atrás, y Lucas me señaló. Los fulminé con la mirada. La chica dijo algo más, Lucas asintió, y la chica se fue.

Lucas se acercó a mi y se sentó en la mesa. Le lancé una mirada cargada de odio. Me dió una apenada media sonrisa.

- Lo siento. -susurró.
- Quien era? -pregunté.
- Una fan...Quería salir...-confesó. Al ver mi cara, conitnuó:- Y le dije que no, que tenía novia...Lo siento, no te enfades conmigo, no es mi culpa...
- Y no era fea..
- No era fea. Pero no era más linda que tú. Escucha, Melanie, sólo te quiero a ti. No me interesa nadie más.
- Me lo prometes?
- Lo juro.

Sonreí y besó mi nariz.
- Ya podemos irnos. -dijo.
- Espera. ¿Quieres hamburguesa?...No has comido nada...
- Está bien...

En tres mordidas Lucas se comió la mitad de la hamburguesa. Se comió algunas papas fritas, luego nos despedimos de los camareros...Y nos fuimos.

Rob estaba dormido, con tres bolsas vacias de Gummy Bears en el suelo, unas papas fritas regadas, y una botella de Coca-Cola hasta la mitad. El televisor estaba encendido en el canar de deportes.

- Que es esto?! -mascullé para mi misma mientras Lucas se burlaba y recogía basura del suelo.

- ROB DESPIERTA! -dije moviendolo.
- Mmmm...
- ARRIBA! -grité...en vano.

Halé su brazo pero tampoco funcionó. Encendí la luz, pero nada. Ya frustrada, fuí a la cocina, llené un vaso con agua, y se lo lancé.

-EYY! -dijo abriendo los ojos de par en par.
- Ve a dormir..-le dije pasandole una toalla. Se secó y me miró.
- Te estaba esperando...-dijo entrecerrando los ojos.
- Ya estoy aqui. Ahora, a dormir. -dije sonriendo.
- Ya va..-bostezó, con la mano le hiso un gesto de saludo a Lucas. Me besó la mejilla.- Hasta mañana.

Subió a su habitación entre dormido. Me giré a ver a Lucas, que no podía aguantar más la risa.

- Anda, riete. -dije y puse los ojos en blanco. Lucas estalló con una carcajada.

Le sonreí cuando terminó.
- Te quedas a dormir? -le pedí.
- No puedo. -dijo cogiendome por la mejilla y acercandome a él.
- Por que no? -pregunté a centimetros de sus labios.
- Porque en donde me quedo se preocuparían...
- Lucas! -se rió.
- Está bien...-dijo resignado.
- Si no quieres, no te quedes. -dije, solamente para molestarlo.
- Claro que quiero! -dijo y me reí.- Tonta.
- Aaa..-dije haciendo una especie de puchero.
- Mi tonta favorita. -dijo y antes de que pudiera decir nada, me besó.

Me cogió por la cintura y me recostó contra la pared. Empezó a besar mi cuello, y yo le quité la camisa.

- Te dije que mi auto control era muy poco. -dijo entre besos, tirando la camisa al suelo.
- No necesito que tengas autocontrol. -dije besandolo.
- No queremos hacer esto hoy...-dijo cogiendo mi cueyo y besandome con fuerza.
- Por que no?
- No estoy preparado. -entendí a lo que se refería.
- Mierda. -murmuré.

Lucas dejó de besarme y se alejó con una sonrisa.
- No te preocupes. -me sonrió.- Ahora vamos a dormir.



Amanecí con los brazos de Lucas rodeandome, y su dulce aliento detrás de mi. Sonreí. Quité su mano, suavemente. Me senté en la cama a contemplarlo. Se veía feliz. No quise despertarlo, aun tenía tiempo, además, yo me bañaría primero.

Me metí al baño y me di una ducha rapida. Salí del baño envuelta en una toalla. Mi novio no estaba en la cama. Suspiré feliz y me metí en el vestier.

El calor de texas seguia siendo el mismo. Me puse unos jeans y una camisa de tirantes. Me maquillé con tonos suaves y me peine con una coleta.

Salí de la habitación con mi bolso, y fuí a la cocina. No me sorprendió cuando vi a Lucas en la cocina, y a Rob hablandole, sentado en un silla, esperando su comida.

- Eres horrible, lo sabías, rob? -dije burlandome .
- Eh!
- Pero te amo. -sonreí.
- Así está mejor. -dijo.- Buenos dias.
- Buenos dias! -besé su mejilla.
- Buenos días, novia.-me saludó Lucas, dando la vuelta para no darme la espalda. Contemple su desnudo pecho, y sonreí. Era mio.
- Buenos días...-dije como una tonta. Luego puse mis manos en su pecho, y me besó.
- Sigo aqui!!! -dijo Rob, y paramos.
- Lo siento. -dijimos en unisono.

Me senté junto a Rob.
- Dejame adivinar..Pancakes. -dije.
- Waffles. -corrigió Rob.
- Es lo mismo! -dije.
- Tiene un talento especial, son los mejores waffles que me he comido en la vida! -se justificó.
- Ya ves? Mi novio es perfecto.
- Como sea.

Minutos después, los tres estabamos comiendo. Rob se deboró como cinco waffles...Y terminó primero que todos. Pero se quedó en la mesa, terminando su jugo de naranja.
Cuando Lucas terminó, se fue a meter al baño.

- Hay ropa tuya en mi vestier. -le informé.- Tienes todo lo que necesitas, y toallas hay en el baño. - Muy bien. -dijo.
- Por cierto, el desayuno estaba delicioso.
- Oh sí! -dijo Rob.
- Gracias.

Lucas se desapareció y Rob cerró el periodico que estaba leyendo.
- Papá te manda saludes.
- Llamó?!
- Sí, anoche, mientras ibas a tu romantica cita con tu novio. -se burló.
- No era una cita...Da igual. Que dijo?
- Me pidió que te dijera que te ama, que te extraña, que te cuides...Y llamará esta noche.
- Muy bien.
- Bueno, iré a ducharme.

Se paró, puso los platos en el lavaplatos automatico y salió de la cocina.
Me quedé comiendo sola.

- MELANIE GRAY QUE ES ESTO? -la voz furiosa de mi hermano me interrumpió. Me paré de la mesa inmediatamente y me encontré con Rob. En la mano tenía la camisa de Lucas.
- La camisa de Lucas? -respondi en un susurro.
- Sí, eso está claro. PERO POR QUÉ ESTÁ TIRADA EN LA SALA?! QUE ESTUBISTE HACIENDO ANOCHE?!
- Nada malo!
- AH NO! -dijo sarcastico.
- Escucha, Robert, no pasó nada. -le dije un poco molesta. Pareció calmarse.- Creeme.
- Lo juras? -dijo muy serio.
- Te lo juro.
- Está bien, entonces te creo.
- Solo vete a bañar. -le dije dandole la espalda para volver a la cocina. Terminé mi desayuno y subí a lavarme los dientes. Lucas estaba poniendose sus zapatos. No dije nada y justo cuando me estaba metiendo al baño, se rió.

Me giré y me di cuenta que no me miraba, solo reía.
- Que pasa? -pregunté.
- Me estaba preguntando que fue todo ese griterío...Pero creo que adiviné.
- Y yo creo que acertaste. -le dije sonriendo.- Me lavaré los dientes, tengo un cepillo nuevo. Es todo tuyo.

Nos lavamos los dientes, y cuando estuvimos listos, Rob tambien lo estaba. Nos fuimos todos juntos en el carro de Robert.


Kam no me habló. En todo el día se limitó a fulminarme con la mirada. Pero yo me prometí no llorar, y no lo hice. Me daba pesar ver a mi amiga sola en una mesa, apartada de todos, cuando deberíamos ser las dos. ¡Yo debería estar con ella! Que clase de mal amiga soy?!

Depronto me vi caminando hasta el carro de mi hermano.

- Melanie! -me llamaron y me giré. Rob venía hacia mi corriendo, con su amigo.

Chocó contra mi con un fuerte impacto. Pero antes de que pudiera caerme, Robert me sujetó y me mantubo parada. Me reí fuertemente, al igual que Collin, su amigo.

- Que quieres? -pregunté.
- Estas bien? -preguntó preocupado- Te hise daño?
- Ni siquiera me tumbaste, Rob. -dije burlandome.
- Está bien. Te quería decir que tendré una pequeña reunion hoy en la noche, en nuestra casa...Así que mejor te planeas algo, o sales con alguien..
- Con la única persona con la que salgo en tus "pequeñas reuniones" es con Kam...-recordé con nostalgia. Siempre que a Rob le daban por hacer de esas, yo iba a pasar la noche en su casa.- Pero está bien. Saldré con Lucas, o algo así.
- Gracias! -me abrazó.
- Y...A que hora es la "reunion"?
- Comienza al rededor de las 9:30.
- Muy bien...
- Ahora vamonos.
- Y Lucas?
- Cierto. Debe estar que llega.

- Melanie! -otro grito, me giré. Ahora era Lucas. Venía haciendose paso por entre los estudiantes, corriendo.
- Hola. -lo saludé con una sonrisa cuando estuvo cerca.
- Hola. -dijo con otra sonrisa, abrazandome.
- Vamos? -pregunté.
- Eso venia a decirte...No podré volver con ustedes. La señora donde me estoy quedando me quiere allá, porque se necesita ir de la ciudad...Su hermano está en Vancouver, y está a punto de morir, así que se tiene que ir hoy, y quiere que la lleve al aeropuerto. El vuelo sale a las 11, tiene que estar a las 9 allá, y quiere que me quede acompañandola, porque le dan miedo los aeropuertos. Y antes de eso quiere hablar sobre mi "responsabilidad" -hiso comillas en el aire. Y rió.- Lo siento, Cariño. -dijo al ver que no reí con él- Me hubiera encantado pasar este día contigo, pero como ves, no puedo.
- Está bien, no hay ningun problema.
- Me encantas. -me dijo y me besó- Ahora me tengo que ir, te llamo mañana.
- Está bien. -me besó en la frente. Y se dió la vuelta.
- Espera! -lo llamé- En qué iras?
- Pediré un taxi, o caminaré.
- Te podemos llevar...
- Descuida. Nos vemos luego, Rob. Te amo, mel! -gritó y se fue.

Me quedé mirando como su espalda desaparecía. Se giró una vez y me sonrió.

- Que pasó? -preguntó Rob parandose a mi lado.
- Que al parecer hoy dormiré en mi casa...
- Por qué?
- Lucas está ocupado, y no tengo más amigos.
- Oh Mel..yo podría..
- Descuida, no volveré hasta la madrugada. Nos vamos?

Nos fuimos sin decir basicamente nada. Al llegar a casa vimos una pelicula, y a las 7 de la tarde me fuí de mi casa.

Me senté en la última mesa con mi café en la mano.

- Puedo sentarme? -alcé la vista y me encontré con Collin.
- Que quieres, Collin?
- Tratame bien, vengo en buena actitud. Puedo sentarme? -repitió.
- Has lo que quieras. -dije sin importancia dandole un sorbo a mi café.

Collin se sentó. Y me miró, por unos minutos, no dijo nada.
- Te vas a sentar ahí y lo único que harás es mirarme? porque eso lo puedes hacer desde otra mesa...
- Por que estas sola? -me preguntó.
- Ese no es tu asunto.
- Vamos, Melanie.
- Lucas está en el aeropuerto.
- Tambien te va a abandonar?
- Co...como...COMO TE ATREVES!?
- Es solo una pregunta.
- Será mejor que te vayas, Collin. No estoy de humor.
- Vamos, calmate.
- Sí te vas tal vez lo haga.
- Ya. Lo siento. Podemos hablar?
- QUE QUIERES?! -dije frustrada
- Preguntar que pasó entre nosotros! Eramos muy buenos amigos, y de un momento a otro dejaste de hablarme, llamarme, buscarme...
- Que pasó?! Pasó que eres un patán, eso pasó. Pasó que tu no querías mi amistad, tu querías más que eso.
- Pero me conformaba con tu amistad.
- Pero no era lo que querías, y así me ahorro problemas.
- O sea que cambiaste nuestra amistad? Te ahorras problemas! Con quien?!
- Con Lucas.
- Y ahora haces lo que él te pide?!
- Hasta donde quieres llegar con esta conversacion?
- Hasta que me expliques!
- Explicarte que?!
- Eras mi mejor amiga. Fue dificil aguantar que te olvidaras de mi tan rapido. Verte con Lucas...Es bueno saber que eres feliz con él. Si eres feliz, seré feliz. Pero me da rabia ver que no te importó lo más minimo nuestra amistad. Solo me usaste cuando te sentiste sola. Yo enserio te vi como una amiga.
- Lo siento, Collin...yo...La verdad no sabía que tan importante era para ti. De haberlo sabido yo..
- Callate, Melanie. No me mientas.
- Enserio, yo no sabía..
- No necesito que me expliques. La verdad es que te quería ayudar, si necestabas algo...Pero veo que no. Solamente olvida todo lo que te dije, y no te ganes más problemas con tu novio.

Dijo esto y antes de que pudiera decir nada se fue.
Suspiré profundamente, y me sentí mal. Nunca me di cuenta de lo importante que era para collin, y tambien había sido cierto. Yo lo había usado. Me sentí sucia. Pobre Collin, él para mi tambien había sido un amigo.

- Lo usé...-dije para mi misma- Es que acaso no puedo ser mas mala amiga?

Me paré y salí del café. Me subí a mi auto y me pegué en la cabeza con l volante.

- COMO PUEDO SER TAN HORRIBLE?! -grité.- Me debería morir. OH SÍ! DEBERIA MORIRME. POR QUÉ NO?! Solamente unas cuantas lagrimas en el entierro, y luego se darán cuenta de lo mejor que son sus vidas sin mi.

Frenetica me sequé con fuerza las lagrimas que rodaban por mis mejillas.

Me bajé del auto y caminé hacia la puerta. Me detuve en el umbral y fue entonces cuando lo pensé dos veces. ¿Que haces aqui? Kam te mata si te ve. Largate.
Me volví a subir al auto y di varias vueltas por la zona. Cuando estube calmada, me dirigí al bar.

- Hola! -saludó Brettany cuando me vió.
- Hola. -saludé.
- Si buscas a Lucas, no vino hoy...Tuvo que llevar a no sé quién al aeropuerto..
- Sí, sí, eso lo sé. Vengo a buscarte a ti.
- a mi?
- Oh, sí. A ti. Verdad que somos algo como amigas?
- Pues...Para mi tu eres mi amiga. -dijo.
- Perfecto. Necesito que me entretengas, como hacen las amigas.
- Perfecto? Que te pasó?
- Larga historia...
- Siempre tengo tiempo...Bueno, si es un chisme.
- Estas loca. -me reí.
- Anda, vamos a sentarnos.
- Hasta que horas trabajas?
- Mi turno de hoy es de 10 a 3. Ves que tengo tiempo? Apenas son las 12!
- Wow. Se me fue muy rapido el tiempo...

Le conté a Brettany como no podía aparecerme en mi casa esta noche, y muy amable me invitó a pasar la noche en su casa.
- Pero eso sí, te aseguro que no tiene nada de lujos. Es un pequeño apartamento, con una cama doble, una cocina, un baño y una pequeña salita. Nada comparado con lo que tu tienes.
- No importa, con tal de no aparecerme por ahí en la noche...
Rió, y nos quedamos hablando por un rato más. Luego Brettany se fue a seguir trabajando, y yo saque mi movil.

- Mierda. -murmuré al ver que me decía que conectara al cargador. Me quedaría sin batería.

Tenía varios mensajes de voz de Lucas, uno de mi padre. Me dió pereza escucharlos, y se descargaría antes de terminar.

Tenia cinco mensajes de texto. Y 10 llamadas perdidas de mi padre, mas 5 de Lucas.

Llamé a mi padre.

Papá: Cariño?
yo: Hola!
Papá: Hola! Como estas?
yo: Muy bien y tu? Como te ha ido?
Papá: Muy bien! Volveré el domingo en la tarde...No tienen que ir al aeropuerto, el chofer irá por mi.
yo: No me importa, estaré allá con tu chofer...y depronto con Lucas.
Papá: Escuché que durmió en la casa. -dijo muy serio.
yo: Rob es un chismoso!
papá: Durmió en la casa?
yo: Sí...
papá: Entonces Rob no mintió.-no dije nada- No importa. Tu y tu novio ya estan muy grandecitos para saber lo que hacen...y espero que hagan bien las cosas. Y que se cuiden.
yo: Papá! -dije sonrojada.
Papá: Es cierto! Eres muy inteligente, y no te vas a cometer el error de no cuidarte!. Jamás hemos tenido estas charlas..
yo: Pero sí las he tenido. Y conosco el tema. Emm...Papá...en cualquier momento se corta la llamada, es porque no tengo batería.
Papá: Bueno. Espero que Lucas tambien haya tenido esas charlas...
yo: Te aseguro que sí.
Papá: Te extraño, Linda.
yo: Yo a ti. Que has hecho?
Papá: Aburrirme...y trabajar. Ayer fuimos a una comida con...

Y la llamada se cortó. Le pegue a mi celular con la mesa, pero no funcionó. Brettany llegó con comida.


Desperté en la tibia cama de mi nueva amiga. Me giré pero ella ya no estaba dormida. Miré el reloj e indicaba las 4:15 de la tarde. Me paré y salí de la habitación. Entré a la cocina.

- Buenos días! -saludó.
- Buenos días! te despertaste hace mucho?
- 15 minutos. -dijo viendo el reloj- Desayunas?
- Claro.

Brettany puso dos tostadas en mi plato, y huevo. Desayunamos en silencio.

- Me voy a bañar. -dijo despues de haber terminado.
- Y yo me voy ya. -dije levantandome- Muchisimas gracias por todo Brett. Pero enserio debo irme ya.
- Cuando quieras, amiga. -me guiñó el ojo.
- Gracias. -le di un abrazo.- Nos vemos luego.


En la entrada de mi casa estaban dos policias hablando con mi hermano, que parecía angustiado. Me acerqué a ellos, y noté que mi hermano estaba furioso, y tenia su movil en la mano.

- Es ella! -dijo cuando me vió, señalandome- Gracias a la vida que apareces!! Donde te metiste?! -dijo dandome uno de sus enormes abrazos.
- Rob! -saludé- Qué pasó?
- QUÉ QUÉ PASÓ?! Te desapareciste! Sin llamar! Sin nada!
- Lo siento. Mi celular se descargó.
- Donde estabas? -preguntó preocupado- Estas bien?
- Sí, sí. Pasé la noche con Brettany, una camarera del bar, amiga mía.
- Estas bien?
- Sí, sí.
- Entra. Tu novio morirá de angustia si no te ve.
- Donde está?
- En la sala. Voy en un minuto.
- Bien. -asentí y entré a la casa.

Lucas estaba sentado en el sillón, con la cabeza sobre las manos.

- Hola. -dije. Alsó la vista y sus ojos brillaron, inmediatamente se paró y corrió a mi. Me envolvió en un abrazo. Lo besé. Me debolvió el beso apacionadamente, pero me alejó.
- Casi me matas de un susto, Melanie! Donde te metiste?! Estas bien?! Te hicieron algo?!
- Perfectamente. -dije- Pasé la noche con Brettany..y no, no me hicieron nada.
- Segura?
- Sí, sí, Lucas. -dije acariciando su cabello.
- Por que no contestas?
- No tengo batería. -sonreí.
- Que susto me has dado. -me besó.- Te amo. No vuelvas a hacer esto.

- Ya se fueron. -dijo rob entrando.
- Quienes? -pregunté.
- Los polis.
- Oh..-dije.- Y que tal tu fiesta?
- Sí, Robert, que tal tu fiesta? Tuvo que haber sido muy buena...Porque mi novia desapareció por tu culpa! -dijo Lucas.
- Ey! -dije- No desaparecí, solo me fuí de la casa y no les dije donde pasaria la noche.
- Es lo mismo!
- No. Además ya estoy aqui. No hay de que preocuparse.

Lucas y yo nos pusimos a ver una pelicula más tarde, y Rob salió a hacer no sé qué.

- Mañana vuelve mi padre. Lucas, ¿nos acompañarías al aeropuerto? -pregunté durante la cena.
- Claro que sí. A que hora llega?
- Como a las 3. -comentó Rob, cosa que yo no sabía.


Esa noche Lucas volvió a dormir conmigo. Me encantaba dormir con él.

- Que? -pregunté cuando me desperté al otro día, cuando mi hermano y Lucas tenian sus ojos sobre mi.
- Pensabas despertarte? -preguntó Rob. Me reí.- Solo faltas tu para bañarte. Metete al baño, que vamos tarde.
- Pero tengo hambre! -me quejé.
- Son las 2! -dijo- Comes en el aeropuerto.

No me quejé. Llegaba a las tres, y eran las dos. Era mi culpa, por no haberme despertado.

Papá llegó mientras yo me comía un pastel de queso. Me dió pena que me viera comiendo así cuando llegó. Pero lo único que hiso fue burlarse.

- Te odio! -le saqué la lengua.
- Yo te amo. -dijo abrazandome- Te extrañé mucho.
- Yo tambien. -le correspondí.
- Eh! Lucas! -lo saludó mi padre.
- Buenas tardes, señor.
- No tienen hambre? -preguntó mi padre.
- Yo sí! -dije.
- Vamos a comer! -dijo Rob feliz. Lucas se burló de nosotros, y papá nos invitó a comer.

Ese fue nuestro día. Un domingo en familia. Lucas se fue alrededor de las 8, y papá, Rob y yo nos quedamos hablando.

Al otro día me desperté más temprano de lo usual. Me quedé haciendo nada, en vista de que no pude dormir nuevamente.
Bajé a desayunar y me tomé un muy buen tiempo haciendolo, incluso hablé un rato con la cocinera. Después subí a bañarme, y a arreglarme.

Rob me llevó al instituto en su carro.

- MEL!! -me llamaron. Me giré y vi a Kam con los brazos abiertos. Mis ojos brillaron de la felicidad y corrí hacia ella. Nos dimos un fuerte abrazo.- Fuí una tonta al no dejarte hablar...Cuanto lo siento, todo fue mi culpa...
- Te extrañé. -la interrumpí.- Debes entender...él me lo pidió. -traté de explicarle.
- Ya no más...no importa. -mintió.

No dije nada más, y la abrazé nuevamente.

3 comentarios:

Ann dijo...

aaaaaaaaaaaaa!!!!
me encanto la entrada:)
haces mucha faltaaaaa:(
cuidate
bsss

rochii dijo...

Muy buen cap!!
espero el prox!!
espero que postees pronto!!
besos

Alee McOreoo dijo...

Wwaaaaaa!
I love it!!! de vdd... tenía como mil años sin pasarme por el blog, y cuando menos pensé, ya tenía un montón de entradas acumuladas....
Te juro que me leí, por lo menos, tres veces cada una de tanto que stan asi como de que wa! jajajaj
XD No puedo creer que Ethan se haya ido ¬¬ i no creo que vuelva :S anyway... aun esta Rob... hhhehehehe XD

Ojalá que pronto subas en Ballerinas Shoes :D

¡Besos!